26/07/2021

5 trucos para elegir tus pendientes perfectos

Guía rápida gratuita para elegir los pendientes perfectos para ti

Después de muchos años recorriendo mercados y ferias, comprando pendientes y luego no poniéndomelos nunca o llorando cuando perdía el pendiente perfecto… he llegado a dos conclusiones:

  1. Que unos buenos pendientes tienen una influencia brutal en la imagen que proyectas de ti misma.
  2. Que hay muchas personas a las que les pueden quedar bien unos pendientes, pero hay personas a las que les quedan espectaculares!


Por eso he creado esta guía rápida, para darte 5 truquitos que pueden ayudarte a descubrir qué pendientes son los que mejor te van a quedar teniendo en cuenta algunas cosas.

¡Ten en cuenta tu pelo!

Una de las cosas que debes tener en cuenta para elegir un pendiente u otro es tu peinado y tipo de pelo. Además del look que quieres conseguir, más informal o elegante.

Si llevas el pelo suelto y melena abundante van muy bien los pendientes grandes con colores llamativos, ¡así no quedarán tapados! Si tienes poca cantidad de pelo yo optaría por pendientes algo más pequeños.

En cambio para los recogidos tienes varias posibilidades. Si es informal mejor optar por un pendiente corto o pegado, que no cuelgue demasiado. Para un moño alto o semirecogido siempre queda bien un pendiente largo, ya que llevas la cara despejada. 

EXTRA TIP

También es importante tener en cuenta tu color de pelo. Si eres pelirroja los colores para tus pendientes son el verde y el azul. Si tu pelo es rubio es mejor que optes por colores claros o pasteles. Si tu cabello es moreno lo mejor son los colores llamativos que destacarán entre tu pelo.

El largo de tu cuello es un factor clave

  1. El largo de tu cuello es un factor clave

Y es que en función de este determinaremos tu largo de pendiente ideal.

Para cuellos largos, generalmente de personas más altas, son perfectos los pendientes alargados. Estos ayudan a acentuar las líneas de la cara y aportan mucha elegancia a tu look. 

Para cuellos más cortos siempre quedan mejor los pendientes más pequeños, enganchados al lóbulo o que no cuelguen tanto.

BONUS EXTRA

Lo sentimos pero los pendientes alargados no ayudan a alargar un cuello corto, falsos mitos. Al revés parecerá que tienes menos cuello.

Dime la forma de tu cara y te diré qué pendientes te favorecen

Este es un factor clave para acertar a la hora de elegir pendientes, así que vamos allá!

  1. Cara redonda: Lo que necesitas son pendientes que, visualmente, produzcan el efecto contrario. Es decir, que la alarguen. Por eso, son ideales para ti todos los pendientes que sean largos y finos. Deberías huir de pendientes gruesos o circulares. 
  2. Cara cuadrada: Necesitas añadir curvas a tu cara y los pendientes circulares serán tus mejores aliados. Evita pendientes largos y/o estrechos.
  3. Cara ovalada o hexagonal: Eres una persona con suerte! Seguramente te sienta bien cualquier tipo de pendiente. Lo único que te recomendamos es que tengas en cuenta el tamaño de los pendientes respecto al de tu cara, pero la forma puedes elegir la que quieras!
  4. Cara corazón o triángulo invertido: Apuesta por unos pendientes grandes que te ayuden a compensar la parte inferior, más estrecha que la superior, de tu cara.

Elige unos pendientes acordes a tu estilo

Puede parecer obvio, pero cuando vayas a comprarte unos pendientes déjate guiar por tus gustos. No tiene sentido que te pongas unos pendientes de flores si tu estilo es gótico. Por otro lado, no necesariamente hay que combinar los pendientes con el color de la ropa. Pero sí deben combinar con tu estilo y adaptarse a algunos elementos de la ropa. 

El escote es un buen ejemplo. Para los escotes en V quedan genial los pendientes alargados y finos. Para pendientes de colores y grandes siempre es mejor utilizar escotes amplios (palabra de honor o barco). Y a la inversa, con cuello alto, te recomendamos pendientes pequeños pegados a la oreja.

Es la situación la que determina el pendiente

Ten en cuenta cuáles van a ser tus planes antes de elegir pendientes. No todos los modelos valen para todas las ocasiones. Te detallamos algunos ejemplos a continuación:

  1. Para una noche de fiesta: ¡Tu mejor opción son los pendientes grandes, hay muchísimas opciones! Combina tus trajes especiales con pendientes XXL. 
  2. Para el día a día: Lo importante en el día a día, a parte de la comodidad, es no saturar tu look. Elige pendientes pequeños o pegados que aporten elegancia. 
  3. Un plan especial: Los pendientes largos son tu mejor aliado. Pero ten en cuenta todo lo que hemos visto en los puntos anteriores! Color, longitud, forma de la cara…

Los pendientes son un toque fundamental en nuestro look, pero casi nunca le dedicamos el tiempo que se merecen. Estos pequeños accesorios son capaces de destrozar el más elaborado estilismo o mejorar la imagen que proyectas ese día. Así que esperamos que esta breve guía te ayude a elegir los pendientes perfectos para ti. ❤

2 respuestas

  1. Muy interesante y bueno saberlo para quien nos gustan mucho los pendientes, tenemos muchos pero tenemos carapan😂 o no sabemos qué nos favorece. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.